Kyushu 2019
Opinión

Previsión del Kyushu Basho 2019

Llegamos al último torneo del año, el más septentrional del país que se disputa en la localidad de Fukuoka, la ciudad más poblada de la isla de Kyushu y capital de la prefectura del mismo nombre, de donde proceden luchadores tan conocidos como el ya retirado Ozeki Kaio o el actual Meagashira Kotoshogiku, probablemente el más jaleado por los aficionados locales.

Para tener una idea aproximada de lo que puede dar de si este torneo es casi imprescindible echar un vistazo a todo lo ocurrido en el pasado Aki Basho, torneo en el que fueron los Sekiwake los grandes protagonistas del mismo tras, sobre todo, los abandonos de los Yokozuna y el flojo rendimiento de los Ozeki. Eso provocó que muchos luchadores de la parte alta de Maegashira consiguieran muy buenos resultados, lo que casi ha obligado a los rectores de la NSK a incluir hasta cuatro Komusubi en el banzuke, algo que no ocurría desde noviembre de 2006.

Hakuho Kakuryu Reiwa Era

Sin embargo la acumulación de sekitori en el sanyaku no va a hacer que el grupo de favoritos al título vaya a aumentar porque, como siempre decimos, cuando los Yokozuna están en liza ambos son los máximos candidatos a levantar la Copa del Emperador al finalizar el torneo. Sin embargo hay un dato relevante que podría darse en Fukuoka, y es que la victoria de un sekitori de los no habituales haría que por primera vez desde 1991 los seis torneos anuales fueran conseguidos por un luchador distinto. Para ello la victoria deberá ser para cualquier otro que no sea Tamawashi, Hakuho, Asanoyama, Kakuryu o Mitakeumi, vencedores (por este orden) de los cinco torneos anteriores.

¿Podría ser el turno para que un Ozeki consiguiera la victoria? Difícil lo vemos. Goeido hace más de tres años que alzó su última Copa del Emperador y apenas consigue alcanzar los dobles dígitos en sus últimas actuaciones. Takayasu es kadoban y lo que hemos visto de él en los entrenamientos previos no deja mucho lugar al optimismo, incluso podría peligrar el alcanzar las ocho victorias que necesita para mantener su rango. Y Takakeisho, que recupera su rango, acabó lesionado en el kettei-sen de septiembre en el pectoral, una lesión de la que parece estar recuperado pero que quizás no le permita rendir al cien por cien para evitar una recaída que podría ser fatal. El ejemplo de lo ocurrido con Kisenosato ha dado mucho que hablar en comparación con el de Hyogo.

Los Sekiwake pueden ser los grandes animadores del torneo. El georgiano Tochinoshin vuelve a tener que buscar las diez victorias para recuperar el perdido rango de Ozeki. Las sensaciones que ofrece tras lo visto en los entrenamientos son buenas y él ha afirmado estar muy concienciado para conseguirlo, por lo que podría ser un firme candidato a luchar por el título si la presión por conseguir victorias y el no fallar ante los Maegashira no le pasa factura antes. El japonés Mitakeumi llega con el título del Aki Basho bajo el brazo y con la esperanza de repetir un triunfo que le catapultaría al segundo rango del sumo, algo que también podría conseguir si alcanza un mínimo de doce victorias, aunque ese pírrico registro de 9-6 en julio pesa mucho en su contra para conseguirlo.

Mitakeumi yusho

La abarrotada categoría de Komusubi puede ser la gran damnificada en caso de que los mejores luchadores estén en plena forma. Asanoyama parece el más fuerte de todos, pero del resto me atrevería a decir que parecen carne de cañón para abandonar el sanyaku de cara al primer torneo de 2020.

Tampoco la parte alta de Maegashira se va a librar de los malos resultados. Tener que pelear ante tanto gallo en el sanyaku puede hacer que todos ellos acumulen derrota tras derrota que les haga caer muchos puestos en enero. Tomokaze, Tamawashi, Takarafuji y Onosho parecen estar en disposición de pelear de tú a tú ante los mejores, pero del resto no esperamos demasiadas cosas.

Uno de los que ya ha anunciado que no estará en Fukuoka será el mongol Ichinojo, que no ha podido recuperarse plenamente de la lesión que le obligó a abandonar el pasado torneo de septiembre y que empezará el nuevo año en la categoría de Juryo, desde donde tratará de volver en plenas condiciones a la competición en activo.

Ichinojo

Hay dos luchadores de las categorías inferiores a los que tenemos que seguir con mucho interés. Por un lado al antiguo Ozeki Terunofuji, que vuelve a la parte alta de Makushita con aspiraciones de alcanzar cuanto antes los rangos asalariados. Él mismo ha anunciado que quiere estar de vuelta en Makuuchi para los Juegos Olímpicos de Tokio y para ello deberá de alcanzar Juryo cuanto antes, si puede ser en enero mejor, aunque para ello deberá de conseguir las siete victorias en Fukuoka. Complicado pero no imposible para él.

El otro luchador a seguir es el pequeño Ura, que volverá a la competición después de su segunda grave lesión que le ha llevado hasta la parte baja de Jonidan desde donde tratará de remontar puestos para volver cuanto antes a los rangos principales, donde sin duda merece estar por el potencial mostrado cuando está sano.

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario