NHK-Fukushi
Noticias

Torneo de caridad de la NHK

Apenas pasado el eco del torneo de la cadena de televisión Fuji, celebrado el pasado domingo, las puertas del Kokugikan volvían a abrirse el martes 11 (día festivo en Japón) para la disputa de un nuevo evento de sumo de un día, auspiciado en esta ocasión por la cadena pública NHK, que cumplía con este su 53ª edición.

Más de 4200 espectadores acudieron al estadio nacional de sumo para ver las diferentes actuaciones previstas. El evento se iniciaba con una exhibición de taiko, los tambores típicos japoneses, para seguir con una demostración de sumo cómico o shokkiri y continuar con algunos luchadores tanto de las categorías inferiores como sekitori recitando algunas canciones de sumo Jinku en una especie de competición entre ellos.

A continuación llegaba el turno de los luchadores de la máxima categoría, con la ceremonia de Makuuchi dohyo-iri y la del Yokozuna dohyo-iri, en este caso realizada solo por Hakuho ya que Kakuryu estuvo ausente de este evento por una infección respiratoria. Otro luchador que también se ausentó del mismo fue el Maegashira Mitakeumi, en su caso por una gastroenteritis.

Luego llegó el momento de ver los diferentes combates de exhibición entre luchadores de la máxima categoría. Al contrario de lo ocurrido el domingo pasado, en esta ocasión no había una competición establecida, por lo que los enfrentamientos fueron más de cara a la galería, como si fuera un entrenamiento abierto al público en general.

La segunda parte del acto tenía a la música y a los luchadores como protagonistas. Y es que diferentes cantantes japonesas de estilo enka como Misaki Iwasa, Midori Oka, Okayu, Yuki Kashiwagi o Mizmo, se subían a un escenario situado al borde del dohyo para interpretar algunos temas, contando con la colaboración de algunos luchadores que se prestaron a tomar el micrófono, bien para cantar con ellas o bien para ser entrevistados en la parte final del evento por el presentador de la gala.

Sin duda lo más importante del acto es que su interés era el de recaudar fondos para un acto de caridad. Y es que todos los beneficios que la cadena haya conseguido con la venta de entradas para este evento se van a destinar en su totalidad para la adquisición de diversos vehículos adaptados con objeto de enviarlos a diferentes localidades de Japón y que sirvan para ayudar en el desplazamiento de personas con movilidad reducida. Sin duda un bonito gesto que la comunidad del sumo lleva ya muchos años apoyando y que no dudamos de que tendrá continuidad en años posteriores.

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario