Asanoyama Mitakeumi
Sumo profesional

Aki 2020 – Comentarios de los Rikishi, días 12 y 13

Día 12

Wakatakakage, derrotado por Tobizaru: » Mi tachi-ai fue flojo, hoy salió a la luz mi lado más débil.»

Daieisho, makekoshi como shin-Sekiwake: «Todavía no soy lo suficientemente bueno. No sirve de nada estar triste. Quiero esforzarme al máximo hasta el final.»

Onosho, venciendo a Terunofuji: «Pude ser capaz de conseguir que no me agarrase el mawashi y pude hacer mi sumo, y eso fue bueno. No voy a cambiar nada de lo que estoy haciendo, así que si soy capaz de enfrentarme a mis oponentes uno a uno y hacer todo lo posible, será bueno».

Mitakeumi, perdiendo contra Takayasu y sumando su quinta derrota, alejándose de los dobles dígitos: «Todavía estoy lleno de fuerza de voluntad. Quiero ganar sólidamente y conseguir esos dobles dígitos.»

El ex Makuuchi y en su momento gran promesa Jokoryu consiguió su kachikoshi (después de perder sus tres primeros combates) como Makushita 1, por lo que casi seguro volverá a Juryo el próximo torneo: «Lo cierto es que hubo um momento en el que me rendí, pero mi shisho me dijo que no lo hiciera y la gente a mi alrededor me apoyó mucho. Después de perder mis tres primeros combates, mi familia me compró un amuleto de buena suerte. Lo puse dentro de mi mawashi y gané cuatro seguidos. Normalmente veo los combates de Makuuchi en la televisión de mi casa. Mi hija de 2 años me pregunta dónde estoy y eso me pone un poco triste, pero ahora me siento como «espera y verás». Muchas personas me han animado a lo largo de mis lesiones y todo lo que puedo hacer es darles las gracias. Me ha llevado algún tiempo, pero quiero esforzarme al máximo y apuntar hacia arriba!»

Takanosho kachikoshi, probablemente en el sanyaku en el próximo torneo: «No sé si conseguiré o no ser promovido al sanyaku, así que todo lo que tenía en mente era conseguir ese kachikoshi. Mañana me enfrento a Tobizaru. Sobre lo de ayudar a mi compañero de heya Takakeisho a conseguir el yusho, no lo tengo en mente, me gustaría pensar sólo en mi propio sumo».

Takakeisho, consiguiendo una victoria de regalo por el kyujo de Endo. «Me enteré esta mañana después del entrenamiento. No cambié nada en mi rutina diaria. Un fusensho no significa que sea un día libre. Hoy hice lo que hago todos los días. ¿Shodai mañana? Cada día es importante. No hay nada que cambiar antes de mañana.»

Shodai empatado en cabeza y consiguiendo su décima victoria tras ganar a Takarafuji: «No imaginé que tendría un registro victorioso con dobles dígitos tan rápidamente. Creo que el flujo es bueno. Aún nos quedan tres días para terminar. Haré todo lo posible para no perder la concentración. No estoy pensando en el yusho, sólo me siento genial. Desde el día 1 he pedido que no me digan a quién me enfrento al día siguiente, y parece que funciona bien. Sólo quiero concentrarme en hacer mi propio sumo al máximo.»

Asanoyama, una victoria detrás de los líderes: «No pienso en el pasado, trato de ejercer todo mi poder y darlo todo. Si hago mi propio sumo, los resultados seguirán. Mi cuerpo se mueve bien. ¡Sólo puedo enfrentar los combates con mi propio cuerpo!»

Día 13

Takayasu, segundo kachikoshi seguido después de 4 makekoshi consecutivos: «Comparado con el pasado cercano, mi cuerpo y mi alma son perfectos».

Wakatakakage, obteniendo su décima victoria sin tener que pelear y con opciones de conseguir el yusho o un sansho: «Faltan dos más, todo lo que puedo hacer es hacer sumo, ¡dándolo todo!»

Takakeisho, perdiendo contra Shodai y sufriendo su tercera derrota, sin palabras: «No pude hacer mi propio ataque. Mañana me gustaría concentrarme y hacer lo que suelo hacer.»

Kiribayama, regresando del kyujo por una lesión de hombro y ganando su séptimo combate: «Pensé que tenía que esforzarme hasta el final. ¡Quiero ejercer fuerza y conseguir mi kachikoshi!»

Terasawa, tsukebito de Asanoyama, consiguió el yusho de Makushita: «Estaba buscando un agarre con la derecha y tirar de él hacia mí, pero él dio su primer paso. Estaba demasiado ansioso.» Ganó por los pelos, cambiando las tornas en el borde. Le robaron el mawashi antes del último torneo y eso lo molestó. «Eso fue antes del último basho y se acabó. Me las arreglé para refrescar mis sensaciones.» Al entrar en el sumo en mayo de 2018 se lesionó la parte baja de la espalda y fue kyujo, posteriormente se sometió a una operación de hernia y fue banzuke-gai. Se rehabilitó con mucha seriedad. «Hice un montón de entrenamiento fundamental y esforzándome». Se dice que hizo más de 500 shikos al día. Asanoyama lo felicitó hoy. «Genial, Yusho, eh …» «Si el ozeki consiguiera el yusho también me haría muy feliz.»

El antiguo Takanoiwa también tiene un sobrino en el sumo, Hokutenkai, …que lo está haciendo bien hasta ahora. Hoy ha conseguido el yusho de Sandanme. «Salí prometiéndome a mí mismo que no tiraría en absoluto (él tiró al final). Yo era consciente de que me jugaba el yusho. Estaba nervioso pero gané, así que eso es bueno. Quiero añadir algo de peso y necesito entrenar bien y ser más fuerte para Makushita. No conseguiré ninguna victoria fácil allí. Necesito hacer más fuerte mi lento y ligero tachiai.»

El antiguo Asashoryu sobre Asanoyama: «¡Mi 40 cumpleaños es en el Senshuraku! ¡Mi pupilo debería de poder ganar el yusho!»

Kotoshogiku, octava derrota, que junto a los tres días que fue kyujo suman once derrotas en total, clasificado como M11 y en serio peligro de degradación: «La derrota no tiene nada que ver con mi lesión. La razón de haber perdido es que me retrasé en el ataque».

Shodai, venciendo a Takakeisho y empatado en el liderato: «Creo que mi tachiai fue bueno. Era consciente de que tenía que golpear fuerte. Creo que fui capaz de hacer el sumo que había imaginado. Tuve tiempo de pensar en mi sumo cuando el basho de mayo se canceló. Tenía que mejorar mi primer paso en el tachiai y fortalecer mis fuerza. Se está mostrando ahora. El keiko ha cobrado vida.» Su tachiai no viene de una posición baja con la cabeza, sino que levanta la cabeza y golpea con el pecho. «No se pueden mejorar los malos hábitos en poco tiempo. Estaba pensando que si añado fuerza física mi primer paso será más fuerte también.» Tuvo 13 victorias en enero y 11 victorias en el último basho y estuvo involucrado en la carrera por el yusho hasta el final en ambos. «Es un gran misterio para mí, pero no puedo ser consciente del yusho. Tengo experiencia previa en esto, pero no tengo la ansiedad o la impaciencia que tenía en enero. Soy capaz de hacerlo como siempre en este momento.» Nunca ha habido un ganador de yusho de Kumamoto . «Quiero darlo todo por el bien de toda la gente que disfruta de mi sumo. Quiero que los próximos dos días estén libres de lesiones. Sería genial volver a la heya con una sonrisa.»

Asanoyama, aún con tres derrotas y venciendo a Mitakeumi: «Mi cuerpo respondió. Mi paso inicial fue bueno y me las arreglé para conseguir un agarre exterior. El resto fue como estaba previsto. Si hago todos mis movimientos uno por uno y con todas mis fuerzas, afectará a mi rival. Las tres derrotas del principio me despertaron y desde el día 4 me sentí cómodo, lo que me permitió hacer mi propio sumo». ¿Opciones de yusho, tal vez? «No estoy pensando en nada. Me estoy concentrando en el combate en cuestión.»

Onosho, 10ª victoria: «No soy especialmente consciente del registro de victorias con dobles dígitos. Perdí muchos en el último basho (13 derrotas) y me enfrenté a este basho planeando compensarlo, pero sólo hice mi sumo, un combate a la vez sin pensar demasiado. Lo mismo ocurre con la carrera por el yusho, estoy saliendo ahí día a día.»

Hokuseiho, El prodigio de dos metros de altura de Hakuho, ganando el yusho de Jonidan después de ganar el yusho de Jonokuchi en el pasado torneo: «Entré en el sumo con la sensación de que podría ganar el yusho en todas las divisiones inferiores.» Esta mañana en el keiko-ba, Hakuho le dijo que saliera y lo hiciera lo mejor posible. «Soy capaz de cumplir lentamente todos mis objetivos. ¡Quiero esforzarme al máximo también en Sandanme!»

El hermano de Tobizaru, Juryo 9 Hidenoumi, consiguió su kachikoshi hoy. Sobre el éxito de su hermano «Se ha estado preparando seriamente para esto y ahora creo que su semilla está floreciendo. Se enfrenta a oponentes difíciles pero ha ganado fuerza. La parte inferior de su cuerpo está estable. Solía ser empujado y tiraba mucho, pero ha fortalecido mucho la parte baja de su espalda. ¡Quiero esforzarme al máximo y volver a Makuuchi rápidamente!»

(Traducido de la versión inglesa publicada por Moti «Kintamayama»)

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario