Sumo profesional

Análisis de victorias anuales, Nagoya 2010

Como después de cada torneo presentamos un breve recuento de los luchadores más fuertes en lo que va del año:

Hakuho 57 victorias (12-15-15-15). Imbatible. El Yokozuna no deja de ganar ni de imponer récords. Es ya considerado un Dai-Yokozuna (Gran Yokozuna) y a su edad todavía tiene mucho por hacer. Quién sabe hasta que alturas llegará este luchador, pero seguramente será recordado como uno de los grandes de la historia. Una de sus virtudes es su inquebrantable mentalidad, la cual no se vio afectada ni siquiera con los escándalos de las apuestas. Ahora más que nunca el mundo del sumo recae sobre sus hombros, una gran responsabilidad.

Baruto 44 victorias (12-14-10-8). Parece que el peso del rango de Ozeki va haciendo merma de este luchador, al igual que con Harumafuji y Kotooshu. Su principal problema este torneo fue la falta de  sincronía en su tachiai, algo que ya hemos repetido muchas veces. Esta vez sus tsupparis no tuvieron casi ningún efecto. Hakuho necesita un rival que lo ponga en problemas. Esperemos que Baruto se convierta en ese luchador y que Aki sea un mejor torneo para él.

Harumafuji 39 victorias (10-10-9-10). Su lesión de rodilla sigue ahí presente, lo que le ha impedido tener una mejor actuación. Esperemos que una vez que se vea libre de ella pueda desplegar un mejor sumo. No hace mucho hAruMAfuji era la némsis de Hakuho, esperemos que vuelva a recuperar ese nivel. Ya tiene más peso y no es el luchador más ligero de la división. Esperemos que le saque jugo a eso.

Kotooshu 38  victorias (9-10-9-10). Podría poner “copy-paste” de los comentarios que hago cada torneo sobre este luchador. Lo de siempre, un gran inicio para por ahí de mediados del torneo perder un par de encuentros con luchadores ranqueados por debajo de él, para finalmente llegar a 10 victorias, pero sin tener ningún impacto en la carrera por el yusho. Parece que Kotooshu nada más viene a cobrar su cheque.

Tochiozan 35 victorias (8-11-7-9) . Uno de los poco puntos positivos que tuvo este torneo. Tochiozan está mostrando continuidad y eso son grandes noticias para el mundo del sumo, sobre todo para el sumo japonés que está ávido de un luchador que lo represente, ya que Kaio va de salida. Parece que poco a poco este luchador se va a costumbrando a las alturas y va superando sus nervios, razón que le impedía desplegar un buen sumo en los momentos importantes. Cayó del sanyaku el torneo pasado para regresar inmediatamente. Muy buenas noticias. Esperemos que siga así.

Aran 34 victorias (10-1-12-11). Parece que ya ve siendo momento de tomarse en serio a Aran, al que cada vez se le ve con mejor técnica (juego de piernas), y combinado con su fuerza de pecho y brazos, podría ser factor desestabilizador en los torneos que vienen. El ruso obtuvo un 11-4 desde el Maegáshira 2, tarea nada fácil, venciendo a Baruto, Harumafuji, Tochiozan y Kisenosato entre otros. Su verdadera prueba de fuego será el próximo torneo donde tiene posibilidades de alcanzar hasta el grado de Sekiwake. Disfruté muchísimo viendo a este luchador en Nagoya.

Kisenosato 33 victorias (9-9-8-7). Ya no se que decir sobre este luchador que tiene un gran potencial, que empieza bien siempre cada torneo para acabarse por desinflar en la segunda mitad. Es posible que sea un Wakanosato en potencia: frecuente visitante del sanyaku al que le falta el último jalón para llegar al grado de Ozeki. Ni Kisenosato, Kotoshogiku, Goeido o Toyonoshima pudieron darle la alegría que se merece al público japonés.

Kaio 32 victorias (9-8-9-6). Otro luchador que carga sobre sus hombros al mundo del sumo. Sin él, tendríamos aún menos espectadores. Para desgracia del deporte Kaio se volvió a lesionar y será kadoban para el próximo torneo. Aún si logra superarlo no creo que le quede mucho tiempo como luchador en activo. Esperemos que rápidamente llegue un sustituto ya que estamos a un paso de que no haya un luchador de nacionalidad japonesa en los dos rangos más altos del sumo.

Kitataiki 32 victorias (9-10-7-6). Parece que la parte superior del banzuke le queda muy grande a este luchador, que a pesar de tener técnica sobrada para este nivel, no deja de quejarse de su lesión de rodilla que no deja de molestarlo. Por un rato será un luchador de media tabla para arriba, pero nada más.

Son nueve solamente los luchadores activos este momento que tienen promedio mínimo de ocho victorias por torneo. Ese fue el saldo que dejaron los escándalos previos al Nagoya basho. Esperemos por el bien del deporte que las aguas se asienten para que los luchadores puedan concentrarse solamente en hacer su trabajo, y no en asuntos extra-deportivos.

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario