Sumo profesional

Comentarios día 3. Kyushu 2009

Kaio (2-1) sobre Baruto (1-2).  Derrotando al gigante de Estonia con un kotenage: “Mi cuerpo se movió bien”.   Actualmente cuenta con 800 victorias en el Makuuchi, atrás solamente de Kitanoumi con 804 y Chiyonofuji con 807; todavía existen posibilidades de que durante este basho Kaio se convierta en el mejor de la historia en este departamento: “No es importante, no estoy pensando en ello”.

Baruto. Derrotado por el poderoso kotenage de kaio. “Me duele (el codo).  Sonó algo pero estoy bien”.

Harumafuji (1-2) derrotado (¿por sí mismo?) por Tokitenku (1-2).  No pudiendo responder al henka de Tokitenku cayendo directamente de cabeza al dohyo.  “Perdí, solo eso”, dijo dando un gran suspiro.

Tokitenku. Haciendo un tachiai-henka: “Así es como lo había planeado”.

Kakizoe (2-1) sobre Iwakiyama (0-3).  Después de 16 derrotas consecutivas ante Iwakiyama finalmente logró vencerle: “En total creo que me ganó unas 20 veces seguidas (tomando en cuenta su época universitaria)”.  “Anoche no pude dormir pensando que mi racha perdedora continuaría”. “Hoy podré dormir muy bien”.

Hakuho (3-0) sobre Aminishiki (0-3).  “Otra vez tuve que hacer uso de la paciencia.  Estuvo bastante bien”.

Kakuryu (1-2) sobre Kotoshogiku (2-1).  “Mi tachiai fue bueno.  No pensaré en el futuro sino solamente en lo que tengo enfrente”.

Kotooshu (3-0) sobre Bushuyama (1-2).  “Me estoy moviendo muy bien”. Sobre su rival que enfrentó por primera vez: “No fue difícil. Me estoy concentrando en un encuentro cada día, nada más”.

Bushuyama. A sus 33 años enfrentando por primera vez a un Ozeki: “El ambiente en el estadio se sentía muy diferente, me sentí bien.  No tengo nada de que arrepentirme”.

Chiyotaikai (2-1) derrotado por Kisenosato (2-1).  Primera derrota del torneo: “Pensé que podría hacer algo con el nodowa, pero no fue así.  No tuve poder explosivo”.

Kotomitsuki (2-1) derrotado por Goeido (1-2): “Desde el tachiai sentí que yo tenía el ritmo del encuentro. ¡Qué desperdicio!”.

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario