Sumo profesional

Danpatsu de Chiyotaikai y Asashoryu

Este fin de semana se celebraron en el Kokugikan de Tokio las ceremonias de retirada de dos de los mejores luchadores de sumo de los últimos tiempos, el Ozeki Chiyotaikai y el Yokozuna Asashoryu.

El sábado 2 fue la fecha elegida por Chiyotaikai para realizar su danpatsu-shiki, una ceremonia a la que fueron invitadas unas 360 personas para realizar uno de los cortes en el mage del antiguo Ozeki, entre las que no pudo estar su madre por realizar el acto sobre la sagrada arena del dohyo del Kokugikan, algo que, como todo el mundo sabe, no le está permitido pisar a las mujeres. «La verdad es que me hubiera gustado que mi madre hubiera sido una de ellas,» comentó el Ozeki. «Cuando el Ozeki Kaio hizo su corte y me dio las gracias por los buenos momentos, me di cuenta de que ya no podré enfrentarme a él otra vez», añadió con lágrimas en su rostro. El corte final lo realizó su shisho, Kokonoe Oyakata (antiguo Yokozuna Chiyonofuji). En cuanto al futuro, Chiyotaikai dijo que le gustaría ayudar a sacar adelante a buenos luchadores japoneses.

Al día siguiente era el turno de Asashoryu, en un acto al que fueron invitadas unas 380 personas para realizar el corte del mage, entre las que estaban no solamente personas vinculadas al mundo del sumo, como el Yokozuna Hakuho, sino también otras personalidades del mundo del deporte e incluso el propio Primer Ministro de Mongolia. Como es tradicional, el último corte del mage de Asashoryu lo realizó su antiguo shisho Takasago Oyakata (antiguo Ozeki Asashio). El luchador realizó su último Yokozuna dohyo-iri flanqueado por sus compatriotas Harumafuji como tachimochi y Asasekiryu como tsuyuharai.

A pesar de todos los problemas extradeportivos que jalonaron la carrera de Asashoryu como luchador, su popularidad sigue siendo muy alta y eso se pudo ver en el cariño con que sus fans le trataron durante la ceremonia. «Los aficionados me animaron como si fuera el último día de un torneo despúes del kettei-sen. No podía sentirme más nervioso e impresionado», confesaba Asashoryu. «El tiempo que he pasado con Asasekiryu, que vino conmigo desde Mongolia, ha sido muy intenso. Kokonoe oyakata, que fue el rikishi en el que yo me fijé, también ha estado presente. No puedo sentir nada más que aprecio». Finalmente, el mongol se arrodilló para besar el dohyo en señal de cariño. «Me he dejado la vida en este dohyo. El dohyo ha sido una parte inseparable de mi vida, muy importante. Siento por él un enorme aprecio».

Asashoryu, que no pudo batir el récord de 32 yushos conseguidos por el ex yokozuna Taiho, desveló que no tenía de momento planes concretos para su futuro. «No tengo ni idea. Seguiré disfrutando de la treintena y la cuarentena. La vida tiene muchos altibajos.Batir el récord de Taiho era uno de los mayores retos de mi carrera», concluyó.

En el siguiente video podemos ver el Yokozuna dohyo-iri final de Asashoryu y la entrevista que le realizó el presentador japonés del evento.

FInalmente, el lunes día 4 se celebró, también en el Kokugikan, la ceremonia de retirada del Maegashira Buyuzan, a la que fueron invitadas unas 300 personas para realizar el corte ritual del peinado del luchador. Durante la ceremonia se leyó una carta enviada por la estrella japonesa del béisbol Ichiro. Buyuzan permanecerá, como Onaruto Oyakata, dentro de la actual Fujishima beya como entrenador. «Me gustaría esforzarme, después de todo soy de la Musashigawa y eso es lo que quiero que la gente diga de mi», dijo el antiguo luchador.

En el siguiente video podemos ver el momento final de la ceremonia, con la subida para realizar el corte del mage de muchos de sus compañeros de la heya y con el corte final de su shisho, Musashigawa Oyakata (antiguo Yokozuna Mienoumi).

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

One thought on “Danpatsu de Chiyotaikai y Asashoryu

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario