Noticias Sumo profesional

Más implicados en la red de apuestas ilegales

Sigue aumentando el número de integrantes del mundo del sumo que han admitido realizar apuestas en determinados juegos como el béisbol, mahjong o diferentes juegos de cartas japoneses. Entre los sekitori implicados, al Ozeki Kotomitsuki hay que sumar al antiguo Ozeki Miyabiyama, a los maegashiras Toyonoshima, Kotoshogiku, Toyohibiki y Goeido y a los juryo Chiyohakuho, Futeno y Kiyoseumi. También aparecen en la lista otros luchadores de las categorías inferiores.

También hay varios oyakatas incluidos en el elenco de “jugadores”, como Otake (antiguo Sekiwake Takatoriki), Sakaigawa (antiguo Komusubi Ryogoku) o Tokitsukaze (antiguo Maegashira Tokitsuumi).

La larga lista de alrededor de 65 personas está compuesta en su mayor parte por luchadores y oyakatas, aunque no sería de extrañar que aparecieran implicados otros miembros de la Asociación, como algún gyoji, yobidashi o tokoyama. Solamente en la Onomatsu beya parece haber al menos 10 personas implicadas en este asunto.

La propia Kyokai ha decidido nombrar un comité de personas ajenas a la Asociación para que estudien el caso y lleguen hasta el final, esclareciendo la verdad de todo lo acontecido y adoptando medidas a tomar contra los infractores.

Esto empieza a parecerse a una enorme bola de nieve, creciendo cada vez más y con más personas implicadas. A tan sólo una semana del anuncio del banzuke para el Nagoya Basho, habrá que ver la reacción de las autoridades niponas y de los rectores de la Nihon Sumo Kyokai, que podrían sancionar con dureza a todos los implicados. En principio no parece que la celebración del torneo peligre, pero sí que no sería nada extraño el que nos encontrásemos con un montón de kyujos forzados para el Nagoya Basho.

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario