Sumo profesional

Resumen Natsu 2013, día 12

Gagamaru consiguió el 9-3 derribando a Daido con un hatakikomi. Chiyotairyu también consiguió el 9-3 por oshidashi contra Kyokutenho, aunque con algún apuro. No pudo seguir su paso Tokitenku, derrotado por yorikiri por un activo Ikioi. Sí que lo consiguió Myogiryu, que se libró del intento de Aminishiki de derribarle con un oshidashi. Si consigue mantener esta línea sólida es una de los rikishis más prometedores para un futuro próximo. Y también con 9-3 se colocó Kotoshogiku, con uno de sus yorikiris clásicos contra Aran.

Tochiozan mantiene vivas las opciones de mantenerse en el sanyaku. Hoy pudo con Toyonoshima, al que sacó del dohyo con yorikiri, y se puso 5-7, con tres victorias consecutivas. Necesita ganar todos los combates que le quedan, pero ya se ha enfrentado a todo el sanyaku menos a Okinoumi, con lo que tiene opciones. Goeido consiguió una extraña victoria en un combate en el que tanto él como Shohozan se fueron al suelo por sus propios medios casi a la vez. Shohozan tocó el suelo un instante antes, y eso le valió a Goeido para conseguir el 6-6, un resultado que sabe a muy poco después de haber empezado 5-2. Posiblemente consiga mantenerse como sekiwake, ya que ya ha luchado contra todo el sanyaku, pero se esperaba más de uno de los favoritos para ser el próximo ozeki. Kotooshu ganó el combate contra su compatriota Aoiyama, que no le opuso ninguna resistencia, y con 7-5 ya sólo necesita una victoria más para salvar el kadoban. Mañana contra Harumafuji no lo tendrá fácil.

El combate entre Hakuho y Kakuryu fue muy interesante. El yokozuna comenzó con ventaja con un buen agarre, pero no pudo completar un yorikiri, así que intentó ganar la espalda al ozeki haciéndole girar. Kakuryu reaccionó bien y recuperó la posición frente a su rival y atacó. Sin embargo, Hakuho se defendió bien, recobró el control del combate y terminó el trabajo con yorikiri. Kisenosato, muy sólido, también ganó con yorikiri contra Harumafuji y se mantuvo en la lucha con Hakuho con 12-0. Con su más directo rival, Kakuryu, a dos victorias, ya se puede decir que el yusho es cosa de estos dos.

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario