Noticias

30 implicados en las apuestas ilegales

Según ha publicado el diario japonés Mainichi Shimbun en una noticia que recoge nuestro compañero José Luis Corral en su página web, la Policía japonesa ha remitido un informe a la Fiscalía en el que se cita a 30 personas implicadas en el escándalo de las apuestas ilegales en el béisbol.

En dicho informe, la Policía acusa directamente a 26 de esas personas de estar relacionadas con dicha actividad ilegal. El oyakata Minoru Shigyo, que actuaba como corredor de apuestas, está acusado de organizar las apuestas, mientras que otras tres personas, entre ellas el ex Makushita Azusayumi (contra el que ya se han presentado cargos por dirigir una casa de apuestas), también están acusadas de los mismos cargos en dicho informe. Con ello, la Policía da por concluida la investigación que ha llevado a cabo sobre este escándalo.

Se espera también que la Fiscalía del Distrito de Tokio retire las acusaciones sobre otras 26 personas por falta de pruebas. Otros nueve implicados por la Policía en el informe remitido a la Fiscalía en Febrero aparecen acusados en el sumario.

Entretanto, la Nihon Sumo Kyokai soporta una fuerte presión para que se tome en serio la investigación y reforme el mundo del sumo, aunque insiste en que ya ha tomado cartas en el asunto tras sancionar a los implicados en el escándalo de las apuestas.

Las 26 personas implicadas han sido acusadas de realizar apuestas en partidos de la liga profesional de béisbol entre 2008 y 2010. De ellos, 22 son miembros de la Kyokai, entre los que se encuentran 16 rikishis en activo, como por ejemplo el ex ozeki Kotomitsuki (expulsado) y los luchadores Toyonoshima (en la foto) y Miyabiyama, así como el antiguo Otake oyakata.

La Policía Metropolitana de Tokio no ha podido reunir las pruebas necesarias para acusar de manera formal a los rikishis que supuestamente apostaron en combates de sumo. Tampoco se ha podido llegar al fondo de las acusaciones que hablaban de la gran cantidad de dinero que había ido a parar a la mafia japonesa procedente de las apuestas, sobre todo porque uno de esos jefes de la yakuza -de quien se sospecha jugó un papel principal en el caso- ya ha fallecido.

Aun así, la investigación ha revelado que hubo transacciones entre Azusayumi y el líder de la banda por valor de varias decenas de millones de yenes. Además, el análisis de los emails que se cruzaron las personas implicadas en el escándalo ha dejado al descubierto que algunos rikishis estaban implicados en la compra de combates.

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario