Sumo profesional

Comentarios día 8, Natsu 2012

Kotoshogiku (7-1) sobre Toyohibiki (4-4). Una costosa victoria ya que se lesionó la pierna izquierda al ejecutar un kotenage: “Se oyó un tronido en mi pierna”. Mañana tiene una cita contra Kisenosato en lucha por mantenerse en la punta de la carrera por el yusho. Sobre un posible kyujo: “De ninguna manera, el día de mañana es importante”.

Kakuryu (7-1) sobre Baruto (5-3). Manteniéndose con una derrota: “Pude agarrar firmemente su mawashi. Me da gusto haber podido ejecutar un sumo ofensivo”. Evitando cualquier intento de contraataque de su rival: “El yorikiri es la técnica más segura”. Comenzaron los días de los enfrentamientos importantes: “Lo importante es atacar con la misma actitud sin importar quien sea el rival”.

Takarafuji (7-1) sobre Yoshiazuma (3-5). Su nombre en la carrera por el yusho: “Estoy tratando de no pensar en ello”. En las tres ocasiones que había estado en el Makuuchi había encajado el makekoshi, sin embargo en esta ocasión: “Falta una victoria para el kachikoshi, algo muy significativo”. Sobre el encuentro de hoy: “Me estoy moviendo bien y estoy pudiendo dar lo mejor de mi”. Lo luchadores de sumo a veces son muy supersticiosos; Takarafuji por ejemplo se ha estado bañando con su ropa interior durante esta racha de victorias. “Ahora lo importante es no dejar que el cansancio se haga presente”.

Goeido (5-3) sobre Hakuho (5-3). Los miembros del Sakaigawa-beya están impresionando, ayer Toyohibiki y hoy Goeido han vencido al Yokozuna: “Nos hemos estado apoyando entre los dos. El ambiente en el heya es muy bueno”. Le tomó 14 encuentros derrotar al Yokozuna: “Cada torneo quería vencerlo. Finalmente lo logré”. Al ser cuestionado si lloró igual que Toyohibiki: “¡Claro que no!”.

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario