Sumo profesional

Después de 89 bashos finalmente obtiene la promoción a Juryo. –Qué bien se siente- dijo sentidamente Kotokuni

images1Quince años de una dura vida en el dohyo le tomaron para finalmente llegar a ser sekitori.  Kotokuni, que compitió como Makushita-10 en el Kyushu basho, después de obtener un record perfecto de 7-0, competirá por primera vez en la división de Juryo en el Hatsu Basho.

Fueron necesarios 89 bashos, el segundo ascenso más lento en la historia.  Un florecimiento tardío a los 30 años. -Fue un proceso muy largo-  comentó conmovido.

Originario de la ciudad de Maniwa, perteneciente a la prefectura de Okayama, jugaba béisbol cuando era estudiante de secundaria. Participó como refuerzo en un torneo de Sumo el cual ganó, lo cual fue su puerta a este deporte.

Como tsukebito, tenía que ver por las necesidades de 8 personas.  –Había decidido dejar esta vida si dentro de un año no conseguía ascender a sekitori-. Ya había pasado medio año, cuando antes del Kyushu basho, el Jungyo tuvo lugar en su lugar de nacimiento, lo que le dio nuevos bríos.  Le comentó a un fan local: –Todavía no me he rendido para ascender al Juryo-. Él no tenía la intención de comentar eso, pero al ver al emocionado fan, no pudo contenerse.

Bendecido con un cuerpo de 1.86 de estatura y 157 kilos de peso, dejó atrás las vacilaciones y mostró un sumo excelente.

El 26 de este mes se decidió su promoción, el mismo dia del cumpleaños del ya fallecido anterior oyakata del Sadogatake Heya, el antes Yokozuna Kotozakura. –¡Idiota, tardaste demasiado!- me pareció oir su voz, comentó.

http://news.www.infoseek.co.jp/sports/sumo/story/20081129_yol_oyt1t00485/

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario