Noticias

Las mentiras de Wakanoho

Seguramente casi todos conoceréis ya el escándalo que aconteció este verano en el mundo del sumo cuando el luchador ruso Wakanoho fue detenido por la policía tras encontrarse en su cartera (que había perdido accidentalmente) un cigarrillo de marihuana, algo que es delito en Japón, por lo que la Nihon Sumo Kyokai decidió expulsarle del mundo del sumo. Seguramente también sabréis que a raíz de ese asunto se realizaron pruebas antidopaje a todos los luchadores de las dos principales categorías, Makuuchi y Juryo, y que las pruebas confirmaron que los hermanos Roho y Hakurozan, también de nacionalidad rusa, habían consumido marihuana, por lo que también fueron expulsados del mundo del sumo, algo que además le costó el puesto al propio Kitanoumi Rijicho, Presidente de la NSK, ya que el segundo de los hermanos era uno de sus pupilos.

Pues bien, unos días después Wakanoho, tras no conseguir que la NSK le readmitiera, sorprendió a todo el mundo al realizar unas declaraciones en las que admitía haber recibido dinero por dejarse ganar en determinados combates, algo que evidentemente fue rotundamente negado por los afectados.

A todos los aficionados esas declaraciones nos parecieron bastante extrañas y con muy poca base como para creerlas, pero ahora esas mentiras se caen por su propio peso ya que el mismo Wakanoho ha admitido que mintió cuando las realizó. Según el ruso, alguien cercano a su heya le dijo que si lanzaba esas acusaciones tendría más posibilidades de que la NSK le readmitiese, algo que sin duda suena muy raro para todo aquel que conozca un poco como funciona la Asociación de Sumo. Más bien todo apunta a que este tema tiene mucho más que ver con el juicio que la NSK mantiene contra el semanario japonés Shukan Gendai que publicó un artículo en el que supuestamente se destapaba una red de amaño de combates, algo que, bajo mi punto de vista, no tienen ninguna posibilidad de demostrar.

De todas formas creo que, tras estas declaraciones, si a Wakanoho aún le queda algo de dignidad lo mínimo que debería hacer es coger el avión y volverse a Rusia para empezar allí una nueva vida. Sinceramente, con extranjeros así en el mundo del sumo no me extraña que los japoneses sean tan reacios a abrir las puertas a más luchadores de fuera de sus fronteras.

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

0 thoughts on “Las mentiras de Wakanoho”

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario