Noticias

Entrevista con Kisenosato

Os dejamos con una entrevista realizada al Yokozuna Kisenosato pocos días después de que se anunciase su retirada

¿Mentalmente cómo estaba cuando decidió retirarse?
Como Kisenosato no tenía nada de lo que arrepentirme. Como Hagiwara (su nombre real) en cambio sí, porque adoro el sumo y me entristecía el hecho de no poder seguir practicándolo. Me hubiera gustado continuar hasta los cuarenta años.

Haga un repaso de sus diecisiete años en el sumo.
Si miras la última parte de mi carrera los resultados fueron patéticos, así que no me quedaba más remedio que retirarme, pero de joven me uní a una de las heya más estrictas, la Naruto beya, y pude llegar a Juryo muy rápido. Mirando el global de mi carrera creo que tuve una buena vida en el sumo y estoy muy contento de ello.

¿Sus pensamientos sobre la promoción a Yokozuna?
Recuerdo que estaba tan feliz en el momento en que me puse la tsuna por primera vez que todas mis emociones explotaron de golpe. Sentí una responsabilidad enorme. Como japonés mis sensaciones eran inmensas, vivía constantemente en una especie de sueño, con el dohyo iri y con todo lo demás. Era verdaderamente feliz. Creo que el hecho de haber conseguido llegar a ser Yokozuna es lo que hace que no tenga remordimientos.

La lesión en el pectoral que sufrió en su primer torneo como Yokozuna fue importante.
El día 13 en mi combate frente a Harumafuji cuando trataba de buscar un tsukiotoshi con la izquierda oí un sonido como un chasquido, nunca lo olvidaré. Sentí como si mi brazo izquierdo se desprendiera de mi cuerpo, sentí un enorme dolor y al final sí que hubo una rotura.

El siguiente torneo, dos meses después de la lesión, fue un fracaso.
Hasta entonces yo sólo me había perdido un día de competición en toda mi carrera, así que no me hacía a la idea de estar fuera. Si hubiera sabido que iba a estar fuera otros cuatro torneos y que el Hatsu Basho iba a ser decisivo… si pudiera volver atrás en el tiempo, regresar al mes de abril de hace dos años, me plantearía seriamente el hecho de pasar por el quirófano o no.

¿Cuál era su estado de ánimo cuando tomó la decisión de que el de enero sería el torneo decisivo para su futuro?
Por regla general me suelo dormir unos dos segundos después de meterme en el futón, pero esta vez apenas podía dormir los días previos al inicio del torneo. Solía soñar que me compraba un traje (una señal de la retirada) y me despertaba sudando. Me decía a mí mismo que eso no era cierto, que no era verdad.

Antes del torneo dijo que estaba en buena forma física.
Tenía que sonar optimista y creo que estaba huyendo de la realidad. Hubo noches en las que la sensación de que no iba a poder seguir haciendo el sumo que tanto adoro me asustaba tanto que tenía que suspirar con fuerza para quitarmelo de encima.

Fue Yokozuna durante dos años.
Me llevó quince años llegar a ser Yokozuna, pero estos últimos dos años se me han hecho eternos. Ser Yokozuna es algo especial. Era un mundo diferente.

¿Cómo quieren que sean sus futuros rikishi?
Como la imagen de los rikishi del pasado. No quiero que se pasen el día pegados a la televisión o haciendo el tonto por internet. Me gustaría que se centraran con calma en su vida en el sumo y que llegaran a hacerse famosos, como los luchadores de la era Showa.

¿Cómo se ve en su nueva imagen como Oyakata?
Al contrario de lo que hacía cuando estaba en activo, expresaré mis opiniones y mis pensamientos, porque de no hacerlo estaría traicionando la confianza que han depositado los padres que han enviado a sus hijos a nuestra heya. Es importante que se sepa mi opinión. Me voy a esforzar por el bien de la Asociación y por el bien de los luchadores en activo. Es importante aprender, así que estoy comprando un montón de libros sobre filosofía, novelas y educación.

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

5 thoughts on “Entrevista con Kisenosato

  1. Pienso que Kisenosato tiene razón cuando habla de la actitud de los jóvenes urbanitas de hoy dia.

    Aunque los nuevos tiempos han traído claras ventajas, se ha perdido “actitud” de honor y autodominio, en una nueva sociedad que crece entre los algodones de un excesivo mimo a los caprichos conductuales.

    Y yo creo que reclamar la recuperación los códigos de otras épocas, es primordial para garantizar una de las partes más insoslayables del ADN del sumo.

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario