Nagoya Basho Poster
Opinión

Previa del Nagoya Basho 2019

Este domingo se inicia el cuarto torneo de la temporada, el que se celebra en la siempre tórrida ciudad de Nagoya en esta época del año. Un evento que la mayoría de los luchadores desean acabar cuanto antes para escapar del sofocante calor que suele reinar en la zona centro del país durante todo el húmedo verano nipón.

Vuelve el Yokozuna Hakuho, y esa debería de ser la noticia más importante de todas. Cuando el campeón mongol está sobre el dohyo siempre ha de ser considerado el máximo favorito, y esta vez no va a ser una excepción. Tras saltarse el pasado torneo de mayo por la lesión sufrida en el último combate del de marzo, el Yokozuna parece estar en plenas condiciones físicas y parece el candidato más claro a elevar otra Copa del Emperador.

En teoría su compatriota Kakuryu debería de ser su máximo rival, pero no parece llegar en las mejores condiciones físicas tras haber sufrido una pequeña lesión entrenando que incluso amenazó con dejarle fuera del torneo. Habrá que esperar a los primeros días para ver en qué situación se encuentra porque en buenas condiciones físicas es uno de los rivales más difíciles con el que alguno se puede encontrar.

Ayer ya conocimos la noticia de que Takakeisho no estaba plenamente recuperado de su lesión y que no participaría en este Nagoya Basho. Sin duda un golpe muy duro para el joven luchador que perderá su grado de Ozeki apenas cuatro meses después de conseguirlo pero que, eso sí, buscará conseguir diez victorias en el torneo de septiembre para recuperarlo como hizo Tochinoshin hace mes y medio, que vuelve a lucir los galones de campeón y que cuando consigue el mawashi de su rival prácticamente se asegura la victoria gracias a su enorme fuerza tanto de brazo como lumbar. Veremos cómo se encuentra de una pequeña lesión en el hombro izquierdo sufrida durante los entrenamientos, pero está claro que si llega recuperado de la misma es uno de los más firmes candidatos a luchar por el título sin dudarlo.

Goeido y Takayasu… Takayasu y Goeido… la verdad es que uno ya no sabe muy bien qué decir de los otros dos Ozeki, tan irregulares siempre y con tantas dificultades no ya para luchar por la cabeza de la tabla sino incluso para alcanzar los dobles dígitos. A veces dan la sensación de que su objetivo es de lograr el kachi-koshi y no se plantean llegar más allá. ¿Veremos esta actitud de nuevo en Nagoya? Ojalá no, pero no somos muy optimistas sobre este asunto.

Mitakeumi y Tamawashi vuelven al grado de Sekiwake. Dos luchadores peligrosísimos y un tanto irregulares. Los dos han tenido opciones hace bien poco de conseguir el ascenso al grado de Ozeki y los dos lo dejaron escapar de forma bastante clara. Lo normal sería que ambos consiguieran el kachi-koshi o, al menos, estuvieran cerca de conseguirlo, pero no creemos que vayan a ir mucho allá.

Abi y Ryuden se estrenan en el sanyaku. El primero es otra de las grandes esperanzas niponas del que se espera algo más que no creemos que lo dé en este momento pero que podría pegarle algún que otro susto a cualquiera que salga confiado ante él. Ryuden es, quizás, el espejo en el que tendría que mirarse Takakeisho pensando en su futuro. Lesionado de gravedad en su primer torneo como sekitori, acabó pasando dos años casi sin competir para recuperarse por completo y volver desde lo más profundo del banzuke hasta alcanzar un puesto en el sanyaku. Es posible que ya haya tocado techo en su carrera, pero si hay un luchador al que admirar por su tenacidad y perseverancia ese, sin duda, es Ryuden.

Entre los Maegashira sin duda hay que destacar a uno de ellos, al campeón del pasado Aki Basho, Asanoyama. Quizás su triunfo merecía un puesto en el sanyaku pero es posible que el quedarse fuera le permita tener menos presión a la hora de afrontar el torneo. La posibilidad de repetir triunfo es muy remota y su objetivo tiene que pasar por lograr el kachi-koshi que le permita, esta vez sí, alcanzar uno de los grados honoríficos del sumo. Con 25 años su futuro es más que prometedor, pero tras un mes con la cabeza un poco despistada por la multitud de festejos y agasajos recibidos, no apostaríamos a que Nagoya vaya a ser su torneo.

Del resto de los Maegashira de la parte alta, Hokutofuji, Shodai y Daieisho quizás están demasiado arriba en el banzuke para mostrar su mejor nivel, aunque nunca mejor opción que esta para poder ver hasta dónde son capaces de llegar. Meisei no deja de subir puestos y puede que deba enfrentarse ya a algún sanyaku, Takarafuji volverá a ser un peligro para cualquiera (incluso para sí mismo) y de Ichinojo… bueno, de este es mejor no hablar hasta después del torneo porque no sabemos la cara que nos va a enseñar esta vez.

En la parte baja de la clasificación, seguimos destacando a Tomokaze, que aún no sabe lo que es encajar un make-koshi como luchador profesional aunque sea por los pelos como en mayo. Onosho y Kaisei deberáin ser dos de los luchadores a tener en cuenta, Okinoumi y Tochiozan quizás han pasado ya sus mejores días y no deberíamos esperar mucho de ellos. Hay ganas de ver a Takagenji, flamante triunfador del yusho de juryo en mayo, en su debut frente a los grandes, al igual que el veterano Toyonoshima, que vuelve de nuevo a Makuuchi pero ya más con la esperanza de sobrevivir en la categoría que de alcanzar metas mayores.

Pero sin duda el gran favorito de todos los aficionados es el menudo Enho, que a punto estuvo de conseguir el kachi-koshi hace dos meses pero que al final tuvo que conformarse con siete victorias. Veremos como llega a este torneo porque ha ido encadenando lesiones durante los entrenamientos previos a Nagoya y no sabemos si su condición física será la mejor. Sin duda su escasa corpulencia juega en su contra a la hora de enfrentarse a los gigantes del sumo y aunque trata de contrarrestarlo con su enorme rapidez y agilidad, mucho nos tememos que su paso por la máxima división del sumo podría ser casi flor de un día.

Por último tenemos que destacar la lesión de Yoshikaze, que en principio le deja fuera del torneo y que le enviará de vuelta a Juryo para septiembre. Con 37 años ya cumplidos, mucho nos tememos que estamos ante los últimos coletazos de uno de los rikishi más querido por los aficionados japoneses.

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

2 thoughts on “Previa del Nagoya Basho 2019

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario