Sumo profesional

Natsu Basho 2009 – Senshuraku

Kakizoe consiguió en este último día su kachikoshi al ganar a Kimurayama, y se mantendrá en Makuuchi, categoría que abandonarán, al menos,  precisamente Kimurayama y Hokutoriki, desconocido en este torneo. Kyokutenho y Aran también consiguieron hoy el kachikoshi y tienen opciones de llegar al sanyaku. Encajaron el makekoshi, por el contrario, Dejima y Yamamotoyama, este último contra Toyohibiki, que con esa victoria finaliza con un brillante 11-4 y presenta su candidatura para llevarse algún premio sansho. Homasho consiguió al fin una victoria, contra Yoshikaze, y se salvó de completar un torneo sin ganar.

Kisenosato se impuso a Kakuryu, en un combate entre los que posiblemente sean los dos próximos sekiwakes, con un yorikiri y finalizó con un magnífico 13-2 que aún le daba opciones de yusho, en espera de una carambola que le metiera en un kettei-sen múltiple. Además, este resultado le servirá sin duda para llevarse algún premio especial. Kotoshogiku llegó a los dobles dígitos al ganar con un yorikiri al sekiwake Goeido, que termina con un 6-9 y seguramente perderá no sólo su grado de sekiwake sino también su plaza en el sanyaku. A Kotoshogiku el 10-5 puede valerle para ser komusubi.

Chiyotaikai salvó finalmente el kadoban al deshacerse de Baruto con un oshitaoshi para conseguir su octava victoria, mientras que Baruto termina con un 4-11 bastante pobre. Kotomitsuki también consiguió su kachikoshi contra un Kaio que, como ya ha hecho otras veces, ha ido con el piloto automático desde que consiguió la octava victoria, y ha perdido los últimos cinco combates. Para el próximo torneo no habrá ningún ozeki en peligro, ya que los cinco tienen su kachikoshi.

Harumafuji salió muy fuerte contra Kotooshu, pero no pudo sacarle del dohyo con el empuje inicial. Entonces tuvo que cambiar de táctica, y derribó al búlgaro con un kubinage. Con 14-1, ya tenía garantizado al menos un kettei-sen, que podría incluso evitar si Asashoryu ganaba a Hakuho en la pelea entre los yokozunas. No fue así, ya que Hakuho se impuso con un yorikiri después de conseguir un agarre con la derecha. En el kettei-sen Harumafuji se lanzó a por el lado izquierdo del mawashi de Hakuho, y se aferró allí sin que el yokozuna pudiera desembarazarse de él. Desde esa posición Harumafuji intentó una proyección, y consiguió obligar a su rival a tocar el suelo con la mano con un shitatenage. Primer yusho para Harumafuji, el único de los ozekis que no había logrado el yusho en su carrera. Si sigue en esta línea, seguro que no es el único.

0 thoughts on “Natsu Basho 2009 – Senshuraku”

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario