Osaka castle with cherry blossom. Japanese spring beautiful scene
Noticias

Los cambios de un atípico torneo de primavera

Los aficionados al sumo de Osaka no deben de estar nada contentos con su suerte a la hora de poder disfrutar de su deporte favorito. Ya en 2011 tuvieron que sufrir la cancelación del torneo debido al escándalo de las apuestas ilegales y ahora ven como el único campeonato que tiene lugar en su localidad se va a tener que disputar a puerta cerrada por culpa del coronavirus. No, está claro que los habitantes de Osaka no tienen suerte con el sumo.

Un torneo con muchas particularidades

Ya comentábamos en nuestra previa del torneo que el primer cambio lo encontramos ya en el banzuke. La presencia de un Yokozuna-Ozeki en el mismo es algo que no se daba desde el Hatsu Basho de 1992. Pero lo que en un principio parecía como una anécdota para los libros de historia, se ha convertido en el preludio de una serie de cambios que se han forzado debido a la propagación del coronavirus por todo el mundo, en un intento de evitar su expansión por el territorio japonés.

Sumo-Haru-Coronavirus

Los primeros tendrán lugar en lo referente a los controles y la libertad de movimientos de las personas a las que se permita el acceso al recinto. Estos son los más destacados:

  • Tres días antes del inicio del torneo se tomará la temperatura a todos los participantes y ésta quedará registrada. Cualquiera que durante el campeonato sobrepase los 37.5ºC será obligado a ser kyujo de forma inmediata.
  • Asimismo se le tomará al temperatura a toda persona que acceda al recinto, tanto miembros de la Kyokai como de la prensa. Esto se hará dos veces al día.
  • Todos los miembros de la Kyokai tendrán prohibido utilizar el transporte público para acceder al recinto. Deberán hacerlo en coche o en taxi, corriendo todos los gastos a cuenta de la Asociación.
  • La ceremonia de dohyo-matsuri o bendición del dohyo se realizará sin la presencia de ningún miembro del sanyaku.
  • También habrá muchos menos kensho publicitarios, ya que al menos 39 empresas de las habituales ya han anunciado que no tomarán parte en este evento.
  • La prensa tendrá más dificultades para realizar su trabajo, ya que no habrá acceso a los vestuarios para la realización de entrevistas. En su lugar se habilitará un área especial.
  • Los fotógrafos no podrán estar alrededor del dohyo como es habitual, sino que tendrán que estar más alejados de los luchadores que de costumbre.
  • No habrá ningún servicio de comida disponible en el pabellón y no se permitirá el contacto con proveedores ajenos a las heya.
  • Los luchadores no podrán moverse con libertad tras finalizar sus tareas en el pabellón. Deberán de volver inmediatamente a la heya, sin poder salir en ningún momento, ni siquiera para comprar alguna cosa.
yobidashi

Aparte de estos cambios, también va a haber otros que afecten directamente a los combates y a los rituales que en ellos se celebran.

  • Se permitirá el uso de mascarillas en los vestuarios, pero ningún miembro del personal de la Kyokai (luchadores, jueces, árbitros, yobidashi, etc.) podrá llevarlas en la zona del dohyo.
  • El acto de beber agua (chikara-mizu) se modifica y los luchadores solo harán el gesto, sin llevarse ningún líquido a la boca. De hecho los recipientes estarán vacíos.
  • En el senshuraku el himno nacional no se tocará en directo sino que se utilizará una grabación.
  • No habrá desfile final del ganador del torneo y puede que en esta ocasión no se haga entrega de muchos de los premios que se otorgan de forma habitual.
  • La ceremonia de teuchi-shiki por la que se da la bienvenida a los nuevos luchadores que se han estrenado en la categoría de mae-zumo y que se celebra como último acto del torneo seguramente no se realice.
  • Y lo más tajante de todo, si en algún momento se detecta el contagio de uno sólo de los luchadores participantes, el torneo se cancelará de inmediato.

Lo que sí parece seguro es que tendremos imágenes de televisión para disfrutar de este atípico torneo, en el que se mantendrán las ceremonias de dohyo-iri y las reuniones mono-ii si fueran necesarias, así como el anuncio de los combates por parte de los yobidashi como de costumbre.

Esperemos que todas estas medidas tengan efecto y se evite así el contagio de alguno de los participantes en este evento. Y ojalá que esta crisis médica mundial se supere cuanto antes y en mayo podamos volver a disfrutar de un torneo con todas las de la ley.

(Foto Encabezado: Itsaret Yannasit, 123rf.com)

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

One thought on “Los cambios de un atípico torneo de primavera

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario