osaka-prefectural-gymnasium
Opinión

Previa del Haru Basho 2020

Marzo es sinónimo de torneo de primavera, al menos para los que seguimos el sumo casi como una religión. Cierto es que en esta ocasión el torneo va a ser un poco especial por todo lo que está rodeando a la expansión del coronavirus, pero en este artículo nos vamos a centrar simplemente en la parte deportiva del Haru Basho, dejando los temas extradeportivos para una entrada posterior.

Lo primero que nos choca es el banzuke. No es como uno normal. Y es que la retirada del Ozeki Goeido al finalizar el pasado Hatsu Basho y el fracaso de Takayasu al buscar las diez victorias que le devolvieran el rango de Ozeki, ha hecho que este grado tenga un solo representante, Takakeisho, por lo que el Yokozuna Kakuryu tendrá que hacer las veces de Yokozuna-Ozeki en este Haru Basho. La verdad es que, tal y como explicamos en su momento, esto afecta más al banzuke en sí que al desarrollo del torneo, pero parecía un vaticinio de los múltiples cambios que vamos a tener en Osaka.

Yokozuna-Ozeki-Kakuryu

En busca de un nuevo Ozeki

Nos centramos en la competición en sí, en la que los máximos favoritos, como siempre, deberían de ser los Yokozuna, con un Hakuho que sigue algo renqueante tras su abandono en el pasado torneo de enero y que se anda quejando de múltiples molestias. Sabiendo lo que les gusta a los rikishi engañar a sus rivales sobre su estado físico no sabemos si creérnoslo o no, habida cuenta de los buenos registros cosechados en los combates realizados este mes. Su compañero Kakuryu sí que parece estar en plenas condiciones o al menos así nos lo ha parecido a todos tras las últimas sesiones de entrenamiento previas al torneo.

Takakeisho se ha quedado como único Ozeki en liza y eso le pondrá un extra de presión. Sin duda parece el tercer candidato al título, aunque el no llevarse el pasado Hatsu Basho con las bajas existentes nos ha dejado a todos un amargo sabor de boca que hace que su candidatura al triunfo final haya retrocedido ligeramente sobre sus expectativas iniciales. Está claro que tener a un compañero de rango le beneficiaría enormemente, pero ¿podremos tenerlo a corto plazo?

El Sekiwake Asanoyama parece el candidato mejor cualificado. Tras dos registros de 11-4 y 10-5, alcanzar las doce victorias le aseguraría la promoción, que quizás incluso pudiera discutirse con once habida cuenta de la urgencia de la Kyokai por rellenar ese hueco vacío en el banzuke. Desde aquí, sin embargo, abogamos por no seguir con las promociones precipitadas que han hecho que en los últimos meses hasta tres Ozeki hayan perdido su rango de forma consecutiva.

Asanoyama

La pregunta es si Asanoyama está o no capacitado para conseguirlo. Por lo visto en los torneos anteriores mi opinión es que no, aún parece algo verde para un grado tan alto. Los entrenamientos de estos últimos días tampoco dan pie a la esperanza, ya que, por ejemplo, en sus enfrentamientos ante Kakuryu no consiguió ni siquiera una victoria, lo que nos deja algo pesimistas sobre sus posibilidades de promoción en Osaka.

El segundo Sekiwake es Shodai, y sus registros son mejores que los de su compañero, con 11-4 y 13-2… pero estos números tienen truco. Y es que se consiguieron fuera del sanyaku, el primero de ellos incluso en la parte baja de Maegashira. Eso le inhabilita a la hora de poder ser considerado como futuro Ozeki. Lo que sí es evidente es que ahora mismo su posición es inmejorable para conseguirlo a corto plazo, pero para ello deberá de refrendar sus excelentes resultados de los últimos torneos con otro campeonato de dobles dígitos frente a todos los luchadores de la parte alta del banzuke. Habida cuenta de que sus últimas incursiones en el sanyaku se saldaron con registros negativos, su futuro no parece invitar demasiado al optimismo, aunque han pasado más de dos años desde entonces y su gran resultado y rendimiento en enero deja abierta la puerta a la esperanza.

La parte alta del banzuke

Hokutofuji y Endo van a compartir el rango de Komusubi, el último del sanyaku, con la esperanza de dar más de un susto a los favoritos y optar a mantenerse en este selecto grupo de luchadores. Tenemos muchas dudas, sin embargo, con el rendimiento del segundo, ya que poco después de finalizar el Hatsu Basho se sometió a una operación en el codo de la que acaba de recuperarse y apenas ha podido realizar entrenamientos suficientes como para evaluar su condición física.

En la parte alta de Maegashira destaca un nombre por encima de los demás, el de Tokushoryu. El flamante vencedor del pasado torneo de enero está en la posición más alta de su carrera y va a tener que demostrar que su triunfo en el Kokugikan no fue algo casual sino que puede pelear de tú a tú ante los mejores. ¿Lo conseguirá? Tenemos muchas dudas de que lo haga, es más, si tuviéramos que apostar lo haríamos por el no, sobre todo pensando en que estamos hablando de un luchador que se ha pasado los dos últimos años batallando en la categoría de Juryo.

Tokushoryu yusho

Si seguimos dando una vuelta por esos rangos nos encontramos con muchos nombres ilustres como Takayasu, Okinoumi, Mitakeumi, Daieisho… todos ellos son capaces de dar más de un susto a cualquiera, así que habrá que estar atentos a sus combates porque puede saltar una sorpresa en cualquier momento.

Pero sin duda todas las miradas se van a centrar en dos luchadores que siempre ofrecen espectáculo en cada combate que realizan. Nos referimos a Enho y a Abi. El primero sigue asombrando a propios y extraños al utilizar su pequeñas estatura y escasa corpulencia para «bailar» a sus rivales y hacerles caer usando técnicas poco ortodoxas pero muy efectivas. Es una delicia para los aficionados que existan luchadores como él y cada vez tiene más y más aficionados apoyándole. Y qué decir de Abi, el rey de la técnica oshi, otro luchador también espectacular al que el falla, precisamente, su enorme dependencia del tsuppari, lo que le hace perder muchas opciones si esta técnica no le da el rendimiento esperado.

Las posibles sorpresas

Si algo nos ha enseñado el pasado torneo de enero es que no se puede despreciar a ningún rival. La victoria de Tokushoryu seguramente haya inflado la moral de muchos de sus compañeros de rango que muy probablemente saldrán en este torneo convencidos de que ellos también pueden dar la sorpresa y derrotar a cualquier luchador.

Pero tenemos que ser realistas y pensar que no muchos rikishi están capacitados para ello. Quizás Takarafuji, Tochinoshin, Aoiyama y Kaisei puedan estar en ese grupo de aspirantes a los dobles dígitos. Del resto no esperamos demasiadas sorpresas.

Kotonowaka

De todas formas vamos a seguir también muy de cerca al debutante Kotonowaka, sobrino del antiguo Sekiwake del mismo nombre y que ahora es Sadogatake oyakata que se estrenará como luchador de la máxima categoría tras cuatro torneos en Juryo en los que ha sumado otros tantos kachi-koshi. Es una de las sorpresas agradables del Haru Basho y tenemos muchas ganas de verlo en acción para comprobar hasta dónde puede llegar en la máxima categoría.

Así pues, todo listo y preparado para dar el pistoletazo de salida al segundo torneo del año. Los aficionados estamos ya deseando que se inicie y no podemos por menos que desear que todo suceda con normalidad y que la ausencia de público no le reste espectacularidad a los combates. El ambiente no será el mismo, sin duda, pero estamos seguros de que los rikishi seguirán dándolo todo sobre el dohyo. Y nosotros estaremos ahí para disfrutarlo.

(Foto encabezado: Lesya Kim)

Sumo Japonés
Eduardo de Paz, conocido como Leonishiki en los foros del mundo del sumo, lleva siguiendo el deporte nacional japonés de forma seria desde 1997. Comentarista de Eurosport y autor del libro "Sumo, la lucha de los dioses".
http://sumojapones.com

One thought on “Previa del Haru Basho 2020

Queremos saber tu opinión, déjanos un comentario